"Una vez que hayas experimentado el placer de volar, caminarás con la mirada en el cielo, porque allí has estado y allí desearás volver siempre."

miércoles, 27 de febrero de 2013

Paren el mundo, me quiero bajar!

En este momento soy una montaña rusa de emociones. Aveces estoy muy arriba con mi humor, me río, bailo, imagino cosas lindas, pero de repente da un giro de 180º y todo cambia, estoy abajo del todo, con lagrimas en los ojos, un nudo en la garganta y una sensación rara en mi estomago.

Mañana es un día como cualquier otro, pero a la vez tan especial. Va a ser el comienzo de un final. Comienzo a cursar mi último año de la secundaria, ese 5to año que veía tan lejano y mañana, o más bien hoy (ya son pasadas las 0:00hs) ese día llego.

Siempre espere este día, cada maldita vez que tenía una pelea con mis papás y les decía que ya llegaría mi hora de irme y me iría bien lejos. Ese día se esta acercando, y yo no quiero que llegue, no quiero tener que afrontarlo, no quiero irme lejos, no quiero despegarme de mis padres, no quiero crecer.

No se que sentir, siento miedo, estoy confundida, no me siento lista. Aún me siento de 13, 14 años, cuando ya estoy a meses de cumplir 17.

Tampoco quiero perder a mis amigas, a las que están todo el tiempo con migo, y cuando digo todo el tiempo es todo el tiempo. Se han convertido en hermanas para mi, esas hermanas que se elijen. Con ellas siempre nos peleamos, nos molestamos, nos gritamos, no nos escuchamos, pero siempre en broma. Pero cuando a alguna le pasa algo malo o alguien les hace daño, créanme que nos lo tomamos muy personal y saltamos a la defensiva de cualquiera de ellas.

Me da miedo que todo cambie, mis horarios, mi forma de manejarme en el mundo, tener que empezar a valerme por migo misma.

 "¿Habrá un futuro para mi? ¿Lo que elija para mi futuro sera lo correcto? ¿Conservaré a mis amigas?" 
¿Cómo saberlo?... encuentro tantas preguntas y ninguna respuesta.

Lo único que por el momento espero y voy a tratar de lograr día a día es vivir mis días como si fueran el último y mejor día de mi vida y que el futuro venga de la forma que tenga que venir, total yo soy una convencida de que las cosas siempre suceden por una razón.

viernes, 8 de febrero de 2013

lunes, 4 de febrero de 2013

Todo esta oscuro por aquí...


Sin darme cuenta me dejo caer en un pozo, un pozo oscuro. Intento divisar algo en esa oscuridad, pero me es imposible. Es un lugar frío, húmedo, tan siniestro que me produce escalofríos.


¿Cómo llegue a este lugar? ¿ Tendrá salida? -Esas y muchas más son las preguntas que recorren por mi mente, sin respuesta alguna.


Sigo cayendo, sigo sin poder divisar algo, aunque trato de imaginar donde me encuentro, es imposible, pareciera que cada segundo que pasa, el miedo va creciendo más y me va jugando en contra.


¡Quiero dejar de caer! ¡Que alguien me rescate! -Mis gritos desesperados son inútiles.

Sigo descendiendo, la oscuridad y la humedad van aumentando, tensando más el ambiente en el que me encuentro.

Me dejo vencer, me dejo caer, nadie me puede salvar, nadie, ni yo misma. Dejo caer mi cuerpo libremente


Me despierto exaltada, sudando. Por unos minutos me quedo paralizada, en estado de shock, -¿Qué acaba de ocurrir? -Me quedo reflexionando intento comprender, pero sigo sin entender. -¿Será acaso el reflejo de mi vida? ¿Tendré que aflojar para que ceda?

No encuentro respuestas lógicas, solo más preguntas sin respuestas. Aún con la sensación en mi cuerpo de seguir cayendo.